domingo, 17 de agosto de 2014

EL ESPEJO



Sara se había mudado a aquella casa antigua deteriorada a las afueras de la ciudad buscaba paz y tranquilidad, la había comprado muy barata , sus dueños ya habían fallecido hace algún tiempo, le informaron que eran de muy avanzada edad y su muerte fue por causas naturales, en su interior quedaron muebles muy antiguos que pertenecían a los antiguos propietarios, lo que le llamo inmediatamente su atención fue ese espejo tan grande y hermoso que había en la recámara principal, lucia sucio por el polvo del tiempo, pero aun así se podía ver a través de toda esa suciedad lo hermoso que era.

Se divirtió mucho en la remodelación de la casa, día a día iba descubriendo lo hermosa que era, su patio amplio, repleto de arboles y muchas aves que la despertaban con su dulce melodía ,un atardecer hermoso en donde se apreciaba una colina muy verde en la que se le perdía la mirada en el horizonte hermoso de el atardecer. ese día iba a acondicionar su alcoba, nunca había dormido en ella, lo hacia en un pequeño cuarto de la casa mientras decoraba su habitación principal, y ahí estaba el espejo inmenso que le devolvía la imagen de su figura delgada y pálida distorsionada por la mugre del espejo antiguo.                              



Comenzó a  acomodar su alcoba, colocando los muebles de la manera que le gustaba quedara su amplia habitación, el espejo lo dejaría de ultimo, tenia que limpiarlo y saber en que lugar lo colocaría, pasaron varias horas hasta que por fin le encanto como había quedado decorada su habitación, ahora le toca al espejo pensó, para moverlo llamo a su viejo tío Pablo que vivía con ella y la ayudaba en todo el acondicionamiento de la casa, Pablo lo coloco donde ella le indico, es muy pesado le dijo su tío, ella solo asintió con una leve sonrisa, ya limpio el espejo, ella observo maravillada la joya que estaba oculta tras quitar toda esas suciedad que lo cubría, era una obra de arte en la que se podría mirar todas las mañanas, ya muy cansada decidió darse un baño, comer y darse un merecido descanso.

Ya dispuesta a reposar en su cama, volvió a ver aquel espejo que tanto le atraía, se acerco a el y noto que tenia en todo su marco como símbolos muy extraños , tendrán algún significado esto símbolos pensó Sara, absorta en sus pensamientos le sobresalto un leve sonido, seria el espejo, era muy pesado no vaya a ser que se caiga y se destroce, pero no estaba muy firme, siguió contemplándolo y de pronto se comenzó a formarse una bruma dentro de el, y se abrió un portal que la invitaba a entrar, estoy soñando se dijo para si misma, esto no es algo real, y como algo extraño que la empujaba a entrar en ese portal abierto, decidió pasar, tardo unos cuantos segundos en poder ver que había tras el portal del espejo, quedo horrorizada al contemplar que no había nada, se voltio para salir de aquel espejo embrujado, pero solo veía su imagen en el y su habitación del otro lado, no es posible quede atrapada dentro de este espejo, comenzó a pedir ayuda pero su voz no tenia sonido, no se escuchaba solo se veía en el espejo haciendo muecas y su rostro desfigurado por el terror.


Fuente: Cuento Inedito

No hay comentarios.:

Publicar un comentario