miércoles, 3 de septiembre de 2014

CATALEPSIA ENTERRADOS VIVOS



La Catalepsia se produce cuando la persona es declarada clínicamente muerta por no presentar ningún signo vital, pero solo físicamente por que su mente sigue despierta y siente todo lo que pasa a su alrededor pero sin poder hablar ni poder  hacer nada por evitar que lo consideren muerto,  y una vez que despiertan sus funciones motoras se dan cuenta con terror que están varios metros bajo tierra sin que nadie los escuche ni pueda ayudar y terminar en una agonía atroz imposible de imaginar por lo traumática y dolorosa que sufre la persona a la que enterraron viva.

En China para evitar que pasen estos casos han ingeniado un método muy efectivo que es colocar un timbre dentro de la urna para que si la persona sufrió una catalepsia pueda tocarlo y así salvar la vida, la Catalepsia la padecen una en un millón de personas y se desconocen las causas reales que la producen , puede ser hereditaria, algunos la asocian con la epilepsia, o histerismo.


Casos reales de personas que han sido enterradas vivas, y luego han descubierto con horror al abrir el ataúd que hay arañazos en la madera las uñas destruidas del difunto y la imagen de una persona en pánico que lucho hasta que se le agoto el poco oxigeno que existía en la urna, algo espantosos que le pase a cualquier ser humano la angustia debe ser terrible.


El caso espeluznante de Rufina Cambaceres, que en el mismo día de su cumpleaños numero 19 murió súbitamente, fue sepultada en la cripta familiar , unos días después se dan cuenta que la urna se ha caído del sitio donde lo habían ubicado, y por temor a que pudiese haber tratado de un robo lo llevaron a enterrar, y cuando abrieron el féretro la cara de Rufina y el ataúd estaban arañados por supuesto murió la joven mujer asfixiada producto de una catalepsia que terrible muerte de esta jovencita.


En Honduras otro caso de Catalepsia en donde Isaac  Ramirez de 27 años, fue dado por muerto luego de una cirugía en el hospital de Occidente de ese país, siendo enterrado un jueves, a la medianoche del viernes los guardias del camposanto escucharon gritos que provenían de una tumba, ellos aterrados creyendo que se trataba de algún espanto ignoraron los gritos, y solo al día siguiente fue que le avisaron a los  familiares de la persona que se encontraba en la tumba de donde salían los gritos, al llegar los familiares sacaron el ataúd y su sorpresa fue total cuando observaron que el joven presentaba sudoración y sin rigor mortis en su cuerpo, lo llevaron de nuevo al hospital donde se le diagnostico catalepsia y muerte  por asfixia.

Otro caso le sucedió a Carlos Camejo, un venezolano de 33 años que junto a un amigo salio con su moto y al poco tiempo sufrió aparatoso choque , su amigo sobrevivió pero a Carlos lo declararon muerto en el sitio del suceso, cuando los médicos ya estaban listo para practicarle la autopsia, notaron que una herida del occiso sangraba mucho y los galenos se la suturaron sin anestesia, cuenta Carlos que ese dolor lo devolvió a la vida pues así pudo salir del estado de Catalepsia en que se encontraba, Carlos se salvo pero cuanto no habrán podido correr con  la misma suerte ?

Fuentes: Diversas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario